Decide tu carrera profesional

Amber Wigmore Álvarez

Chief Innovation Officer (CIO) en Highered – EFMD Global Talent Network.

La innovación y la tecnología han cambiado, están cambiando y a buen seguro cambiarán radicalmente el mercado laboral. Al margen de la creación de puestos de trabajo relacionados directamente con estos perfiles, la tecnología y la innovación están consiguiendo poner en cuestión los propios cimientos sobre los que se asienta todo. Modelos de negocio novedosos surgen a una velocidad inusitada, acabando con la certidumbre y añadiendo un dinamismo desconocido en el universo empresarial.

¿Qué sucede con la fuerza laboral menos innovadora y digitalizada? Este tipo de perfiles no pueden ser ajenos a la importancia que hoy tienen la innovación y la tecnología. Es cierto que no van a ser los que abanderen los cambios, pero conseguir su apoyo es fundamental para formar una compañía comprometida con las bondades y posibilidades del entorno digital.

Diferenciación

En un mundo tan competitivo como este, diferenciarse es una de las claves para lograr el éxito. Algunas recomendaciones importantes son estar siempre al tanto de las últimas novedades del sector y mantener una sólida y dinámica red de contactos. Se trata de dos aspectos fundamentales para que las empresas quieran tenerte en sus filas. Además, es muy importante tener una marca personal potente que te diferencie de los demás y convierta tu talento en único, haciéndote atractivo a los ojos de los empleadores.

Se dice también que, a partir de ahora, los profesionales deben renovar su perfil cada cinco años para no quedarse obsoletos. La clave es la formación. Nunca, independientemente del trabajo que sea, puede uno perder la inquietud de adquirir nuevos conocimientos y estar al tanto de las últimas tendencias.

Igualmente, cada vez es más habitual que los profesionales compaginen varias ocupaciones, en una concepción más dinámica y cambiante de la vida laboral y en la que los intereses profesionales varían con el paso de los años. La apuesta por el emprendimiento y la idea de convertir una pasión en profesión subyacen también en algunas personas, que no dudan en reinventarse laboralmente compaginando funciones de lo más diversas. Este desempeño puede ser positivo siempre que se sea sincero con ambas compañías y consciente del tiempo que se puede dedicar a cada una de ellas. La ética y la planificación se vuelven en estos casos cruciales para asegurar el éxito.

Conforme vaya pasando el tiempo, el profesional tiene que ser sincero consigo mismo y valorar si puede mantener ambas ocupaciones o si, fruto del éxito o fracaso de una de ellas, debe elegir. Como consejo general, siempre recomiendo a las personas que trabajan en una actividad que les haga felices porque es la única forma de asegurarse de que darán lo mejor de sí mismas en el corto y en el largo plazo.

Obviamente, el tiempo dedicado a la empresa no puede ser el mismo al compaginar varias actividades profesionales. Sin embargo, siempre que haya transparencia, es positivo contar con profesionales que tengan inquietudes en varios sectores y no tengan miedo de enfrentarse a nuevos retos. Tanto es así que no suelen asociar el fin de la relación laboral con una empresa como el fin del mundo, sino como la posibilidad de dedicar su tiempo a una nueva actividad.

Competencias clave

Es cierto que la tecnología ha favorecido la expansión de este modelo de trabajo, al minimizar las barreras espacio-temporales y hacer que las ocupaciones con un importante componente tecnológico sean especialmente proclives a seguir esta dinámica.

En este entorno, es difícil seleccionar las competencias que un profesional debe poseer, ya que variarán en función de su cargo pero, si tuviera que escoger, me quedaría con las siguientes: trabajo en equipo, pensamiento crítico, capacidad de identificación y resolución de problemas complejos, destreza para procesar y analizar información, adaptabilidad al cambio, creatividad y capacidad de comunicación. Considero que todas ellas, fruto del entorno dinámico, complejo, inestable y con acceso a una cantidad ingente de información en el que nos movemos, han ganado protagonismo en las vacantes de hoy en día.

Como decía al principio, lo más importante es diferenciarse de los demás y apostar por una o varias profesiones con las que uno se siente identificado y es feliz. Crear una marca personal poderosa que te haga único y actúe como un imán con las empresas es la clave para triunfar en un escenario como el actual. No es un reto fácil y exige un trabajo duro y diario, pero la recompensa, a buen seguro, merecerá la pena.

El libro

Escribe y pulsa intro para buscar